Desesperadamente buscando a Kitty

“Hello Kitty” y yo somos prácticamente de la misma edad.

Desde que recuerdo y, sobre todo cuando estaba estudiando en la primaria, los productos de Hello Kitty nos invadían en todas sus formas. Mis preferidos siempre han sido los sellitos, sin embargo tampoco tuve tantas cosas de esta pequeña gatita, quizá a lo mejor sólo eso, una caja con sellitos.

Kitty disfrazada de huevo negro de Owakudani, Hakone.

Kitty disfrazada de huevo negro de Owakudani, Hakone.

Desde que comencé a hacer galletas decoradas tuve la magnífica y, sobre todo original idea (si, es con sarcasmo, que de original no tiene nada) de hacer galletitas con forma de “Kitty” pero no fui capaz de conseguir el dichoso cortador porque en todas las tiendas Sanrio estaba agotado.

Total que, ¡tuve que ir a buscarlo a Japón!. Vale, no, no es verdad, pero este año estuvimos de visita en ese maravilloso país y tenía que ser un paso obligado el ir a una tienda japonesa oficial de Sanrio y, sobre todo, conseguir por fin el dichoso cortador de Hello Kitty.

Mientras turisteábamos por ahí hice acopio de direcciones de las tiendas Sanrio de diversos barrios en Tokio pero ¿sabéis lo difícil que es encontrar una ubicación ahí? Como muchas cosas en Japón, las direcciones son muy a su manera y no se rigen sólo por la calle, número, barrio o código postal como en el mundo occidental, tienen otros datos que las hace difíciles de encontrar y resulta más fácil si te dijeran que es la tienda que está enfrente de la parada de metro  “fulanita de tal” al lado del árbol de cerezo y de la cafetería “x” (por no mencionar que muchos de los puntos de referencia en cuestión están indicados en japonés).

Bueno, para no hacer la historia tan larga, finalmente encontramos una tienda de un tamaño considerable en el barrio de Ginza. ¡Alegría total! peeeero, tacháaaan! no había cortadores de galletas con la mundialmente conocida carita de gatita feliz. plop! y ahora qué?. La solución que encontré para no irme con las manos vacías fue comprar unos moldes que se usan para cortar y moldear el arroz que los nenes llevan como comida al colegio. (por cierto, hay unas maravillas hechas por las madres japonesas para llenar los bento de los nenes, hasta en eso son dedicadas y delicadas). Así que, además de comprarme unos muy monos palillos para comer de Hello Kitty, me compré estos moldecitos y alguna que otra tontería más para satisfacer mi nostalgia infantil.

Tienda Sanrio en Ginza, Tokiio.

Tienda Sanrio en Ginza, Tokio.

Cortadores Hello Kitty.

El botín.

¡Y por fin hice mis galletas!

Piruletas Hello Kitty. cookiekatessen

Piruletas Hello Kitty

Piruletas de galleta Hello Kitty

Piruletas de galleta, Hello Kitty.

 

 

Y por estar pendiente de buscar los cortadores ¡ perdí la oportunidad de traerme toneladas de washi tape! ¡Qué lástima! como aún no era consciente de la ventaja que podía sacarle, no me traje nada de nada! Pero sí que me traje algo de papel japonés, ¡me encanta! Podría vivir dentro de las tiendas Ito-Ya, son una maravilla.

Por suerte para conseguir los cortadores no hace falta ir tan lejos, los hay en la tienda de María Lunarillos y en Karen’s Cookies y supongo que en muchas otras más y también se pueden encontrar por medio de ebay.

Moraleja. Tenemos que regresar a Japón porque es un país maravilloso y, eso sí, menos Hello Kitty y más washi tape! (y papel, toneladas de papel japonés).

pd.- y más kit kat de té verde con esa decoración tan bonita por la época de la flor de cerezo (Sakura)

Arigato Gozaimasu, Sayonara!

KitKat té verde, sakura

Chocolate Kitkat de té verde, conmemorativo de la fiesta de Sakura.

 

 

 

 

 

… Ven a mi casa esta navidad…

… Le sigo llamando “mi casa” pero hace casi doce años que ya no vivo ahí. Le sigo llamando “mi casa” aunque ahora tengo un hogar maravilloso al lado de la mejor persona que pude encontrar en el mundo para compartir mi vida… en fin, le sigo llamando “mi casa” a la casa de mis padres.

casita, casa, gingerbread house cookie, galleta decorada casita navidad, christmas cookie, cookiekatessen

Durante estos doce años sólo he pasado las fiestas navideñas en dos ocasiones, claro que les he visitado en muchas otras fechas diferentes pero no siempre en navidad puesto que la fecha encarece los vuelos y sube los precios a cifras descomunales.

casita, casa, gingerbread house cookie, galleta decorada casita navidad, christmas cookie, cookiekatessen

Por otra parte confieso que no soy muy navideña, es decir, me gusta la fecha porque se acercan muchas cosas de golpe: el aniversario de los años que hace que conozco a mi pareja, mi cumpleaños, el frío, la iluminación, el chocolate caliente con churros, la nieve… pero no siento esa emoción nostálgica y dolorosa de quienes sufren en esas fechas. Me gusta la parte positiva de todo ello y me gusta pensar en la gente que quiero y con la que no puedo estar recordando todos los momentos que hemos compartido y lo hemos pasado bien y no pienso en todos los momentos en que no hemos podido estar juntos.

casita, casa, gingerbread house cookie, galleta decorada casita navidad, christmas cookie, cookiekatessen

Sin embargo supongo que para nuestros padres es una fecha emocionalmente importante porque son ocasiones muy familiares y siempre duele tener a los hijos separados en esos momentos.

Pero, este año ¡vuelvo a casa por navidad!. En realidad tendremos dos navidades y ninguna. Justo ese día iremos volando cuando pasemos la primera  noche buena y por la diferencia horaria, llegaremos a nuestro destino a punto de vivir la segunda noche buena y digo que no tendremos ninguna porque ninguna de las dos las podremos pasar en casa de mis padres: una de ellas por ir volando y la otra porque seguramente por el jet lag estaremos totalmente dormidos.

casita, casa, gingerbread house cookie, galleta decorada casita navidad, christmas cookie, cookiekatessen

Pero al menos podremos compartir la despedida de año en “mi casa”, la casa de mis papis, con mis sobrinitos y mis hermanas, además ¡hace casi dos años que no los veo!. ¡Ya tengo muchas ganas de volver a casa por navidad!.

Quise aprovechar estas fotos de un encargo navideño que tuve y enseñarles las casitas de jengibre que hice para este pedido tan especial.

Seguiremos con el “modo navidad” encendido y con una que otra sorpresa también.

Bueno… ¿y los elefantes?…

… Por fin aquí están!.

Lo siento pero han sido días excitantes de trabajo, feria, cursito, deberes, etcétera; pero lo más importante de todo ha sido la llegada de Eloy.

Tengo una amiga a la que quiero mucho y, curiosamente cumple años el mismo día que yo!. Ella tiene un niño de tres años que me encanta, es muy inteligente, es impresionante hablar y convivir con él, me hace muy feliz!.

La semana pasada ha sido mamá por segunda vez. Yo tenía muchas ganas de hacerle un detalle bonito para el nuevo bebé y para que pudiera servirle para agradecer las visitas que sus amigos y familia le hicieran después de tan bonito acontecimiento y desde hace tiempo vi un animalito que me cautivó: el elefante.

Los primeros que ví y por los que me decidí a comprar el cortador de galletas fueron unos de inspiración hindú que encontré en esta página y el año pasado los hice por primera vez.

Después seguí buscando inspiraciones y me encontré éstos en la página de Sweetopia y me parecieron ideales para hacerlos dedicados al peque.

El resultado es el siguiente:

galleta decorada elefantes, elephant, decorated cookie, galletas bebés

Claro que, hace unos días los tenía terminados porque estábamos ya a la espera de la llegada de Eloy y por eso no podía decir nada!

galleta decorada elefantes, elephant, decorated cookie, galletas bebés

Por fin, exáctamente hace una semana llegó Eloy!. Es un bebé grande y guapo! y seguramente será igual de despierto e inteligente que su hermano mayor.

galleta decorada elefantes, elephant, decorated cookie, galletas bebés

Cuando tienes la oportunidad de vivir momentos así tan de cerca te das cuenta de lo maravillosa que es la vida, por eso me encanta hacer galletas para recibir a todos los nuevos integrantes en las familias.

Bienvenida sea esa alegría de vivir que nos dan los niños. Bienvenido Eloy!

galleta decorada elefantes, elephant, decorated cookie, galletas bebés

BCN&CAKE y curso con Alma Obregón

Uf! Cómo me ha costado levantarme hoy! ¿Será que aún llevo en el cuerpo la excitación del pasado fin de semana? Es que desde la noche del viernes no he podido dormir profundamente de la emoción. Parecía un niño en la víspera de la visita de los Reyes Magos.

El sábado me levanté muy tempranito para ir a la BCN&CAKE. Comentarios aparte sobre la organización ya que “cada cual cuenta la feria como le va”, he de decir que yo tuve mucha suerte puesto que por estar inscrita a un curso que comenzaba a las nueve de la mañana, pude visitar la feria sin problemas después de haber concluído el mismo. Y el domingo volví a la Feria por la tarde, hacia las cuatro, y estaba super tranquilo para visitarse, no se necesitaba hacer cola; en fin, que me sabe muy mal por todas aquellas personas que no pudieron acceder y, sobre todo, por las que venían desde lejos sólamente para este evento.

Coincidió también en que la gran mayoría de visitantes se aglomeraron en un momento específico y se formó el caos.

Yo el sábado salí del BCN&CAKE aproximadamente diez minutos antes de la una y comí en Les Arenes, en Plaça Espanya y la fila para acceder al recinto llegaba hasta ahí. Cuando terminamos de comer, prácticamente no había gente para entrar y eran las tres y media de la tarde.

Bueno, esperemos que, si deciden hacerla de nuevo el próximo año tomen nota de los errores y los puedan corregir. Por otra parte es de agradecer que tanta gente demuestre su interés, así con toda seguridad se llamará la atención de éstos u otros organizadores para que armen una feria seria, con un espacio adecuado y una mejor organización para que podamos disfrutarlo todos.

La parte maravillosa de todo esto es que, como comenté en la entrada anterior, pude acceder a uno de los cursos que Alma Obregón, de Objetivo: cupcake perfecto impartió durante la feria.

preparadas para comenzar a decorar
Herramientas listas para comenzar a decorar

Qué chica más maja!. La ves y ya te cae bien. Irradia mucha buena vibra y su mamá, que le ayuda durante los cursos, es un ángel también! La verdad es que, aunque tuvimos que trabajar con velocidad, pasamos un rato estupendo y Alma nos proporcionó toda su atención y cariño para aclarar nuestras dudas, darnos tips y ayudarnos. Y, pude ser ayudante de la profe por un breve instante! jajajaja. Yo soy más de galletas pero la verdad lo pasé genial con los cupcakes. Espero poder alcanzar plaza algún día para ir a Madrid a hacer un curso con más tranquilidad.

Alma Obregón, cursos BCN&CAKE decoración de cupcakes, cookiekatessen
Aquí con Alma Obregón, de “Objetivo: cupcake perfecto”

Y, por supuesto, que aproveché para que Alma me dedicara su libro que, todo se ha de decir, es un verdadero vicio! ( la buttercream de nutella que preparó para decorar los cupcakes estaba de muerte!)

 libro "Objetivo: cupcake perfecto", de Alma Obregón
libro “Objetivo: cupcake perfecto”, de Alma Obregón
dedicatoria  libro "Objetivo: cupcake perfecto", de Alma Obregón

Así que, felicidad felicísima!

También estuve muy emocionada porque es la primera vez que participo en un concurso de galletas y, aunque no obtuve ningún premio, ha sido una interesante experiencia sobre todo en la concepción y elaboración de la galleta que llevé a participar. Éste fue el resultado final:

galleta navidad, snow globe, snow ball, muñecos de nieve, decorated cookie, winter cookie, christmas cookie, cookiekatessen

Pues así es como concluye mi aventura de fin de semana en el BCN&CAKE. Así que no os sorprendáis si algún día vengo con una receta de cupcakes en lugar de publicar galletas.

BCN&CAKE, cupcakes y elefantes…

¡No por favor, no os asustéis que no he comido ni bebido nada extraño!, bueno, confieso que una cervecita sí que me he bebido con la cena pero nada para asustarse.

Siento que el nombre de esta entrada sea un poco loco pero es que hoy traigo muchas cosas acumuladas que tengo ganas de explicar e iremos por orden.

BCN&CAKE: ¡El dulce evento del año!

Habemos un montón de locas y locos queriendo asistir al evento puesto que, ya que lo tenemos tan a mano, ¡por qué no aprovecharlo! además yo, personalmente, espero que sea un éxito para que se repita año con año.

… y confieso que he sido una de las afortunadas en haber alcanzado plaza para uno de los cursos que impartirá Alma Obregón de Objetivo: cupcake perfecto. ¿A que os da un poquito de envidia? jajajaja, es broma. Lo que pasa es que a mí me hace mucha ilusión y, aunque soy más galletera que cupcakera, siempre he querido aprender un poco más de estos deliciosos pastelitos pero ¡me da miedo! ¿y si se me hace vicio? Arg! lo bueno es que hace frío y he comenzado a correr, así que intentaré no pasarme mucho.

Además he hecho una travesurilla que aún no voy a explicar,  hasta que acabe el domingo y vea si me funcionó o no, así que, con todo esto ¡me siento muy emocionada! pero, pero, pero… la emoción más grandototota y felicísima viene acompañada de los elefantes. ¡Esta semana nació Eloy! Hoy hemos ido a conocerle y ¡qué ilusión me hace! tanta como cuando nació Héctor, su hermano mayor.

Y tanto hablar de los elefantes para que ahora ya me tenga que ir a dormir. Claro, tengo que madrugar mañana para estar puntual con Almita y para dar una buena visitada a la feria. Hoy he estado unos instantes y la verdad es que ¡tiene muy buena pinta!.

Del elefante les dejaré una imagen y en la próxima entrada les explicaré un poco más de su historia.

¡Buen y dulce fin de semana!

elefante

Galletas que abrigan

Os he anunciado una de elefantes, ¿verdad?  pues… pues… pues… aún tendrán que esperar un poco los elefantes porque es una sorpresa que aún no puedo desvelar! pero la semana próxima lo publico, lo prometo.

Hoy, curiosamente seguimos con las bienvenidas a los bebés.

La semana pasada recibí un encargo muy especial: Unas galletas para dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia con la particularidad de que tenían que ser unas galletas muy abrigadoras.

Sí, abrigadoras, ¡qué bonito! un doble significado para un bebé que llega a casa, al calor del hogar.

Lo siento, es que yo soy muy de buscarle a las cosas un significado especial y a eso me remiten mis galletas invernales… vale, otoñales, pero es que ¿a que ya hace frío de invierno?

He hecho un par de guantes para unas manos calientitas… tal como quedarían después de abrazar una taza de chocolate para acompañarlas.

guante, manopla, frío, cookiekatessen

guante, manopla, frío, cookiekatessen, galleta decorada, cookies

Y, un gorrito muy protector para disfrutar de estas tardes de fresco y estas noches de frío.

guante, manopla, frío, cookiekatessen, galleta decorada, cookies

Pero la bienvenida estelar ha sido ésta:

esfera de nieve, snow globe, muñeco de nieve, ninot de neu, snowman, cookiekatessen, galleta decorada, decorated cookies

Una bonita esfera de nieve. ¿Os he explicado sobre la primera vez que vi nevar? Yo soy de una ciudad donde sólo hay dos estaciones: ¡el verano, y la estación de autobuses! Hace un calor terrible en verano y el resto del año es como un agosto interminable. Así que el año en el que llegué a Barcelona tuve la suerte de ver nevar por primera vez y aunque la nieve no se mantuvo firme en el pavimento, para mí fué un momento mágico el ver caer los copitos de nieve decorando la ciudad.

galletas frío, navidad, cookiekatessen

Esta semana he podido recordar esa bonita experiencia y espero que, con este sentimiento de calor de  hogar  seas bienvenida y llenes de felicidad a tu familia. ¡Benvinguda Nita!.

galletas frío, navidad, cookiekatessen, galletas decoradas, decorated cookies

Una familia, gran equipo

Continuando con la llegada de bebés, recibí un encargo muy especial: unas galletas para dar la bienvenida a Ot.

Ot tiene dos hermanitos, Oriol y Bruna y la idea original era el poder hacer unas camisetas para la familia

Me pareció interesante y una bonita idea representar a la familia como un gran equipo pero a la vez intentar que fueran divertidas y coloridas donde cada uno de los miembros estuviera representado y que, a la vez, conservara o representara un poco de personalidad del mismo así que  por un lado tenemos a papá y mamá:

galletas decoradas camisetas cookekatessen

Después tenemos a Oriol, el hermano

Ahora es el turno de Bruna, la hermanita

Y finalmente del pequeño Ot, el nuevo miembro de la familia

galleta decorada body de bebé, baby cookiekatessen

Y tenemos a la familia al completo.

Espero que estas galletitas sirvan para seguir compartiendo la alegría por la llegada de un bebé.

Benvingut Ot! y ¡Felicidades familia! y sobre todo miles de gracias a Montse por su confianza al solicitarme este especial encargo.

¡Hasta la próxima!…. y me parece que la próxima va de ELEFANTES!

¿Me da mi calaverita?

¡Estoy muy pero que muy contenta! Ha valido cien por ciento la pena asistir al maravilloso curso con Myriam de “Chapix Cookies”.

Me fascinaron las texturas que utiliza para trabajar la glasa y dar esos volúmenes estupendos a las galletas. ¡Quedan preciosas!. Claro  que después de esa mini probadita yo estaba ansiosa por poner en práctica los nuevos conocimientos y me puse a hacer galletas… unas galletas a las que hace tiempo tenía ganas de hincarles la manga pastelera…  hice “calaveritas de azúcar”.

Tenía muchas ganas de hacerlas porque me encantan las calaveras de azúcar que se hacen en México con motivo de la celebración de los días de Todos Santos y, principalmente del Día de Muertos.

Galleta en forma de calavera para el día de muertos

Contrario a lo que se piensa, la celebración del Día de Muertos  no es algo tétrico ni espeluznante. En México la gente se burla de la muerte, bromea con ella pero sin perderle el respeto y ese día, el dos de noviembre, muchas familias aún tienen la costumbre de montar altares para acordarse de sus difuntos, para recibirlos con cariño invitándoles a un trago de su bebida favorita y a un surtido espléndido de la comida que en vida les gustaba comer.

Calaveras decoradas con glasa para día de muertos

Muchos personas van a los cementerios y es ahí donde ponen sus ofrendas y llenan de flores y color las lápidas y los alrededores y convierten un lugar triste y lleno de pena en un lugar de fiesta y alegría. Es la manera de reencontrarse espiritualmente con los seres queridos y eso origina una celebración maravillosa.

Calavera de galleta y azúcar para el día de muertos

Si bien es cierto que México está lleno de cultura y de colrido ésta es, sin duda, una de nuestras tradiciones más bonitas. Durante la víspera de las fiestas de Todos Santos y Día de Muertos encontramos por la calle muchas paradas donde se venden calaveras (el cráneo) elaboradas con azúcar o chocolate y decoradas con líneas de colores hechas con glasa y en cuya frente en muchas ocasiones podemos encontrar el nombre de la persona a la que va dirigida. Son un dulce detalle porque además son totalmente comestibles.

calaveras de galleta cubierta con azúcar

Existe otra clase de calavera que se elabora para estas fechas y es la “calavera literaria” que es un conjunto de versos irreverentes que se elaboran y publican en la prensa y va dedicada a políticos y personajes famosos relacionándolos con la muerte de una manera burlona. Muchos diarios y publicaciones organizan concursos de “calaveras literarias” sólo por esta fecha y hay algunas realmente divertidas.

galleta decorada en forma de calavera

¿Me da mi calaverita?… Esta frase me recuerda tanto mi infancia. Gracias a la influencia americana en México nosotros adaptamos el “trick-or-treat” (truco o trato) que es lo dicen los niños durante la noche de brujas cuando salen disfrazados y van casa por casa repitiendo esta frase y… ¡si no hay dulce, hay travesura!. Nosotros “pedimos nuestra calaverita”. Salíamos en grupo e íbamos de casa en casa por el barrio y la gente nos daba dinero. No hacía falta salir disfrazado para que fuera algo muy divertido.

¿Qué os parece?.  Así quedaron mis calaveritas. ¿A que son más bonitas y coloridas que las de Halloween?.

Ahora, ¡a preparar los ingredientes para los panellets y los boniatos! Es que… es que… yo soy chica de otoño.

¡Hasta la próxima!